Contador

viernes, 16 de marzo de 2012

Recetas con Tahine (crema de ajonjolí)


Cómo hacer Tahini






El tahini o tahina es una pasta que se elabora con semillas de sésamo y que como conoceréis, se utiliza en muchas recetas de Oriente Próximo como el Hummus o el Baba Ghanoush. Cuando les hablamos de este alimento, mencionamos una de las formas de hacerlo en casa.

Resulta mucho más saludable, rentable y delicioso hacer tahini casero, sólo son necesarios dos ingredientes y una procesadora que nos facilite la molienda de las semillas, y el tiempo de elaboración se reduce a unos 10 minutos. Casi podemos asegurar que si hasta ahora no la encontraba la gracia al tahini o tahina, cuando prepares tu propia pasta (si te gusta el sésamo y el sabor a frutos secos tostados) la saborearéis incluso sobre una tostada, como quien disfruta de una rebanada de pan con crema de cacao.

Ingredientes

200 gramos de semillas de sésamo crudas (a ser posible ecológicas), 50 gramos de aceite (sésamo, girasol, semillas de uva, oliva…).


Elaboración

Pon una sartén muy amplia, para que las semillas se puedan extender bien, a calentar a temperatura media-alta. Cuando esté caliente incorpora las semillas y tuéstalas moviéndolas con asiduidad para que se hagan de forma homogénea. Deja que tomen color y desprendan su delicioso aroma, entonces estarán listas.

Si prefieres tostar las semillas de sésamo en el horno, hazlo a 180º C, en la bandeja bien extendidas y durante unos cinco minutos.

Vierte las semillas de sésamo en el recipiente de la procesadora, para nosotros es preferible triturar cuando están calientes porque se favorece la extracción de su aceite. En principio se obtendrá una pasta muy densa, es momento de aligerarla (es opcional) añadiendo un poco de aceite.


Si se quiere respetar al máximo el sabor de las semillas de sésamo se debe utilizar un aceite de sabor neutro, nosotros solemos hacerlo así si el tahini va a tener distintas utilidades y lo que queremos destacar en los platos es el sabor de esta pasta, pero si preparamos el tahini para hacer hummus, en muchas ocasiones utilizamos aceite de oliva virgen extra para aligerar la pasta, después reducimos la cantidad de aceite en el puré si es necesario.

Tritura de nuevo la pasta de sésamo con el aceite que precises disponer, para obtener la densidad del tahini deseada. Ya puedes introducir el tahini hecho en casa en un tarro de cristal con tapa hermética, y reservar en el frigorífico hasta el momento de usarlo.

Escrito por VelSid 



Receta de puré de garbanzos



De la cocina árabe adoptamos un plato que nos encanta, el Hummus, es una salsa espesa o puré elaborado a partir de garbanzos cocidos y condimentado de forma que otorga al paladar un plato delicioso y muy nutritivo. Hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales, fibra y grasas saludables, son las principales fuentes nutritivas de este plato. Cabe destacar que gracias a la vitamina C que aporta el limón, el hierro se absorbe mejor.

Hummus (houmous) es la palabra árabe que describe al garbanzo, pero que identifica al meze o dip, del que a continuación les mostraremos la elaboración, tradicional de Oriente Medio, es un plato muy nutritivo y saludable que se acompaña del pan árabe, pan de pita, cortado en triángulos para mojar, también se puede servir con vegetales como el pepino, la zanahoria, etc., cortado en bastoncitos. Sin duda, es una elaboración que ayuda a muchas personas a aceptar los garbanzos.


Ingredientes
400 gramos de garbanzos cocidos y un poco de caldo (puede usar los enlatados), 3 cucharadas de tahini, 2 dientes de ajo, el zumo de medio limón, 60 mililitros de aceite de oliva, 1 ramita de perejil (o cilantro), paprika, comino en polvo, pimienta negra y sal.



Elaboración

Según cómo te guste la textura, podrás triturar a mano, con la batidora o con un robot de cocina, queda muy rico con algunos trocitos, pero ahora está muy de moda el servir los purés con una textura especialmente fina gracias al trabajo de los robots de cocina.
Así que pon todos los ingredientes en un bol o en el vaso del robot, reservando unos garbanzos y perejil para la decoración. Tritura hasta obtener la textura deseada.
Emplatado

Sirve el hummus en pequeños cuencos o copas individuales, también puedes servirlo en un bol grande para compartir. Reparte los garbanzos reservados sobre el puré y las hojas de perejil o cilantro picadas, espolvorea con un poco de pimentón (dulce o picante, al gusto) y riega con un hilo de aceite de oliva.  Acompaña con pan de pita o unos vegetales frescos cortados en bastoncitos.


Baba Ghanoush



El Baba Ghanoush o baba ganouj (según el país toma otros nombres como mutabal, melitzanosalata, salata de vinete…) es un puré de berenjena originario de oriente próximo, se sirve como meze, un aperitivo o entrante, acompañado del pan típico del país. La berenjena asada se mezcla con ciertos condimentos como ajo, tahina o tahín, limón y comino entre otros. Resulta un plato muy saludable y fácil de hacer que satisface plenamente a todos los paladares.

Ingredientes (4 comensales)
2 berenjenas grandes, 2 c/s de tahini, 2 dientes de ajo, 1 c/s de zumo de limón, 1 c/p de comino molido, 2 c/s de aceite de oliva, una pizca de pimienta negra, una pizca de paprika y sal.


Elaboración
Lava y seca las berenjenas y ásalas enteras en el horno durante 30-40 minutos (depende del tamaño) a unos 180º C. Una vez hechas, déjalas enfriar.

Dispón en un bol las berenjenas, agrega dos dientes de ajo pelados, el tahini, el zumo de limón, el comino, el aceite de oliva, la pimienta, el pimentón y sal.

Tritura con la batidora y prueba el puré de berenjenas para rectificar de sal o del condimento que quieras resaltar.




Emplatado
Sirve el Baba Ghanoush en un bol con un hilo de aceite de oliva virgen extra y espolvorea (opcional) cilantro picado o perejil. Acompaña de pan de pita, pan naan.

¡Buen provecho!

Receta de Gazpacho de judías (caraotas rojas)



Hemos hecho un Gazpacho de judías rojas (caraotas rojas)como entrante, es ideal para recuperar energías y refrescar el paladar...

El gazpacho de judías rojas o moradas de hoy lo hemos preparado con unas judías que hemos cocido previamente con poco condimento, ajo, cebolla, laurel y algunas especias, pero puedes utilizar las judías de pote y así tener preparado un primer plato en un momento.


Ingredientes (4 comensales)400 gramos de judías rojas cocidas (la de caraotas rojas cocidas), 250 gramos de tomates maduros, 120 gramos de cebolla, 2 dientes de ajo, 100 gramos de pimiento rojo, 60 gramos de pan, 1 c/s de tahina, 1 c/c de comino, 1 c/c de pimienta blanca, aceite de oliva virgen extra, 200 mililitros de agua (aproximadamente), sal, tabasco (opcional), brotes de alfalfa.


ElaboraciónEl gazpacho siempre lo hacemos en la Thermomix, ofrece una textura finísima que no hemos logrado con ninguna otra batidora, así que introducimos todos los ingredientes en el vaso, las judías cocidas, los tomates lavados y sin el pedúnculo (si lo haces en la batidora es mejor pelarlos), la cebolla pelada y troceada, los ajos, el pimiento rojo limpio de pepitas, el pan mojado, la tahina, la pimienta blanca, sal y un chorrito de aceite.

Tritura todos los ingredientes y después verás la cantidad de agua necesaria para incorporar el gazpacho. Si es para tomar al momento, es mejor incorporar cubitos de hielo para que esté bien fresquito. Una vez obtenida la textura del gazpacho deseada, prueba por si es necesario rectificar de sal.



Emplatado
Sirve el gazpacho de judías en platos hondos, copas o cuencos y dispón en el centro un manojito de brotes de alfalfa. Si quieres darle un punto picante, añade unas gotas de tabasco, le dan un puntito delicioso. Baña los brotes con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y buen provecho.




Falafel



El falafel es un plato tradicional de la cocina de Medio Oriente, se desconoce su verdadero origen, unos dicen que está en la India, otros que fueron los antiguos egipcios… pero lo cierto es que se trata de un plato cada vez más elaborado en las cocinas de todo el mundo. Curiosamente, la palabra falafel que viene de la palabra árabe filfil, significa pimiento.

Pero el falafel es una especie de croqueta o albóndiga de legumbres especiadas, generalmente de habas y de garbanzos. Hay variantes en la elaboración del falafel según el país en el que se haga, la variante egipcia se elabora con habas, mientras que el falafel de Oriente Medio suele mezclar habas y garbanzos.

Personalmente nos encanta el falafel de garbanzos, mucho más que los tradicionales cocidos de garbanzos, y le sucede a mucha gente, tanto el hummus como el falafel les parece la mejor elección para introducir las legumbres en la dieta disfrutando del sabor.

Estas croquetas, albóndigas o también hamburguesas, porque se les puede dar la forma que se prefiera, son una forma popular de comida rápida, se pueden servir como parte de un meze o como entrante acompañado de pan de pita, salsa de tahina, salsa de yogur, salsa picante, ensalada…Dado su valor nutricional, el falafel ha sido muy bien recibido por los vegetarianos, ya que es una alternativa, basta con sustituir la carne del Döner Kebab por el falafel.

El auténtico falafel no se elabora con los garbanzos cocidos, sino poniéndolos en remojo hasta que se ablandan, se les retira la piel y se trituran para mezclarlos con los ingredientes que componen la masa para hacer las croquetas, ajo, perejil, cilantro, comino, cebolla y bicarbonato. Después se fríen en aceite bien caliente.

Es habitual añadir también harina de garbanzos para obtener una masa más consistente o agregar semillas de sésamo, sobre todo si el falafel forma parte de un plato principal.

Otras variantes del falafel fuera de Oriente Medio son, por ejemplo, al estilo griego, uno de los más habituales en incluirlo como relleno en pan de pita, en el Líbano se mezcla el perejil picado con hojas de menta, en Siria y el Líbano incluyen encurtidos, se acompaña de ensaladas de tomate y perejil y se puede sazonar con zumaque (condimento rojizo con sabor a limón) o sal.



Flan de sésamo y coco



Sumamos al amplio abanico de posibilidades que nos dan las elaboraciones dulces este Flan de sésamo y coco, un postre que va a seducir al paladar de los más golosos y en especial de los que disfrutan de los sabores que se combinan en este flan, para nosotros está exquisito.

Además, el Flan de sésamo y coco es un postre ideal para aprovechar las claras de huevo que nos hayan quedado después de hacer una crema catalana u otra elaboración en la que sólo hayamos utilizado las yemas. La elaboración es muy sencilla, sólo robará tiempo al horno para una cocción suave y eficiente.


Ingredientes

4 claras de huevo, 600 gramos de leche, 200 gramos de crema de leche, 150 gramos de crema de coco para cócteles, 75 gramos de tahina y 120 gramos de azúcar.

Para el caramelo
10 gramos de semillas de sésamo, 100 gramos de azúcar y unas gotas de agua.


Elaboración

Prepara el caramelo, pon en una sartén las semillas de sésamo y tuéstalas hasta que empiecen a chispear y desprendan el aroma a frutos secos. Retíralas y mézclalas con el azúcar, incorpora ambos ingredientes de nuevo a la sartén, añade unas gotas de agua y deja que se haga un caramelo dorado.

Reparte el caramelo en los moldes o vasitos de flan y reserva.




Precalienta el horno a 165-170º C poniendo en su interior una bandeja con agua para cocer los flanes al baño maría. Pon en un cuenco las claras de huevo y el azúcar y bátelas con las varillas eléctricas, sin necesidad de montar. Mezcla la leche, la crema de leche, la crema de coco y la tahina e incorpóralo a las claras. Mezcla de nuevo hasta obtener una crema homogénea.

Vierte el preparado en las flaneras y tápalas con papel de aluminio. Cuando el horno esté caliente, pon las flaneras en la bandeja con agua procurando que ésta cubra unas ¾ partes. Cuece los flanes durante 45-60 minutos, hasta que estén cuajados.

Cuando el Flan de sésamo y coco esté hecho, retira los vasitos de la bandeja de agua y déjalos enfriar a temperatura ambiente, después reserva en el frigorífico hasta el momento de su degustación.


Emplatado

Sirve el Flan de sésamo y coco desmoldándolo y rallando un poco de chocolate a su alrededor, y acompañándolo de algún tipo de galleta crujiente.



Magdalenas con semillas de sésamo y linaza





Receta rápida y sencilla como todas, pero con un toque de sabor especial, son unas Magdalenas con semillas de sésamo y linaza, de nuestras semillas preferidas para la elaboración de pan, pero que también son estupendas con la repostería.

Las Magdalenas con semillas de sésamo y linaza han resultado esponjosas, con un sabor suave y delicioso, ideales para el desayuno o la merienda de niños y mayores. Nada mejor que la repostería casera para saber lo que comemos y para enriquecerla como más nos guste.


Ingredientes (18 un)

250 gramos de harina de repostería, 250 gramos de azúcar, 3 huevos, 125 gramos de yogurt natural, 75 gramos de aceite de girasol, 25 gramos de tahini, 30grs. polvo de hornear o bicarbonato, la piel rallada de una naranja, 7 gramos de semillas de sésamo negro y 7 gramos de linaza.


Elaboración

Pon a calentar el horno a 200º C con calor arriba y abajo. Prepara la masa de las magdalenas en un cuenco amplio, casca los huevos y bátelos con el azúcar y la piel rallada de la naranja, añade a continuación el yogurt, el tahini y el aceite de girasol.


A continuación tamiza la harina con la levadura e incorpórala a la elaboración anterior, finalmente añade las semillas y mezcla bien, puedes triturar con la batidora de mano para romper las semillas.


Para mayor comodidad a la hora de rellenar las cápsulas o moldes de magdalenas, pasa la masa a una jarra. Rellena los moldes ¾ partes de su capacidad y deja reposar unos minutos, hasta que el horno esté listo.

Introduce las magdalenas en el horno y baja la temperatura a 180º C. Hornea las Magdalenas con semillas de sésamo y linaza durante 20 minutos aproximadamente, hasta que hayan subido y se hayan dorado ligeramente.







Si tienes alguna inquietud, algún testimonio o sugerencia déjanos un comentario o envíanos un e-mail a janettedeparmentier@gmail.com



3 comentarios:

  1. Buenas tardes, gracias por las recetas lo voy a intentar, y me quede tan rica como se ve en la página,

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias!!, pienso utlizar estas recetas para brindárselas a amigos que sí las consumen, deséame suerte!!! Verónica

    ResponderEliminar
  3. excelente receta...ya la prepare y son sabrosas...

    ResponderEliminar